NIÑO INTERIOR
Home ] Asesoría Espiritual ] SANACIÓN AURAL ] Percepción Expandida ] [ NIÑO INTERIOR ] CARTA MAYA ]

 

Asesoría Espiritual
SANACIÓN AURAL
Percepción Expandida
NIÑO INTERIOR
CARTA MAYA
Experiencias Terapéuticas

LA NIÑA O EL NIÑO INTERIOR

 

Uno de los aspectos más importantes de un proceso de sanación es la Sanación del Niño o La Niña Interior. Para explicar este concepto es necesario tener claros algunos otros.

 

Experiencia Física

 

Algunas veces las personas eligen seguir lo que denominan un "camino espiritual", ya sea dentro del ámbito de alguna religión o de una manera más amplia y libre.

 

Pero esas personas no son humanos siguiendo un "camino espiritual", TODOS nosotros somos entidades espirituales teniendo una experiencia física, seamos conscientes de ello o no.

 

 

El Karma

 

Uno de los aspectos más importantes de nuestra experiencia vital en cada encarnación, en cada vida humana que hemos tenido, en cada lección, es la influencia que tienen en la vida actual muchas experiencias, tanto positivas como negativas, vividas en encarnaciones anteriores.

 

Esta influencia se expresa tanto a través de nuestras habilidades innatas únicas, como a través de patrones negativos que se expresan emocionalmente y/o intelectualmente; y también en el mundo físico, como enfermedades o como acciones.

 

En esta particular encarnación actual que vivimos, que es especialísima porque es el final de un ciclo, tenemos la oportunidad de procesar TODO el Karma negativo para acceder así a la elevación energética vibracional y de consciencia.

 

El Niño o La Niña Interior

 

Cada vez que hemos nacido a una nueva encarnación hemos olvidado nuestra identidad espiritual, hemos olvidado quiénes somos realmente, incluso hemos olvidado quiénes hemos sido como humanos en anteriores encarnaciones.

 

Cada vez que hemos nacido hemos comenzado a aprender el "mundo", la experiencia de vivir físicamente como humano en la Tierra , casi desde cero. Nuestra supervivencia depende totalmente de nuestros padres o de los adultos que eventualmente tomen su lugar. Igualmente sucede con nuestro aprendizaje del mundo. Aprendemos el mundo con nuestros padres o con quienes tomen su lugar.

 

Dado que uno de los objetivos más importantes de cada encarnación es equilibrar o procesar el karma negativo, antes de nacer establecemos las potencialidades de nuestro plan de vida de tal manera que tengamos la oportunidad de hacerlo. Por este motivo, durante nuestra niñez tenemos con nuestros padres o con quienes tomen su lugar las experiencias necesarias para que la parte fundamental de nuestro Karma negativo se exprese y así podamos procesarla.

 

Esto se presenta principalmente en los primeros siete años de vida. Las experiencias de estos años recrean en nuestro inconsciente nuestros patrones kármicos negativos más importantes. Por este motivo vamos por la vida teniendo reacciones emocionales automáticas ante ciertas circunstancias, muchas veces son reacciones emocionales inmediatas que no son precedidas por ningún proceso mental, simplemente reaccionamos así y no sabemos por qué. Esto nos genera problemas en la vida, dolor, miedo, rechazo, etc.. Es el/a Niño/a Interior que nos llama la atención sobre la necesidad de resolver este Karma.

 

Resolver o procesar los aspectos negativos de nuestro Niño o Niña Interior es una de las tareas más importantes que TODOS podemos emprender en la vida.

 

Si el consultante está dispuesto a hacerlo, será guiado por un proceso para comenzar a sanar, o seguir sanando, su Niña/o Interior

 

Jairo Rodríguez R.

Consultas en Bogotá:

Tels. 2459828 – 4735679 - Cel. 300 395 23 23

E-mail: jairorodriguezr@yahoo.com